8 estrategias de reconocimiento del voluntariado

Imagen de voluntarios celebrando su impacto

Impulsar un programa de voluntariado, ya sea desde una empresa o desde una entidad social, supone un gran desafío. Para lograr articular los intereses de los distintos actores involucrados en una acción o proyecto se requiere: incorporar las prioridades de la entidad, los intereses de los voluntarios y las demandas de la comunidad. Pero si además, queremos lograr el éxito definitivo y la satisfacción de todas las partes implicadas, no debemos olvidarnos de otro factor más: el reconocimiento de los voluntarios y las voluntarias por su compromiso y esfuerzo.

Recordemos que la persona voluntaria es la que genera el vínculo con el usuario, al que le va a transmitir su compromiso y pasión por nuestro programa. De aquí que nazca una necesidad de recompensar todos sus esfuerzos. Se trata de establecer una estrategia para proporcionar un reconocimiento constante que valore las acciones de las personas voluntarias.

La motivación de los voluntarios para continuar su labor depende de su sentimiento de valor y logro. Sin embargo, recuerda que, mientras algunos voluntarios buscan oportunidades de reconocimiento público y elogios, otros pueden sentirse incómodos en tales circunstancias. Premia de manera individual a cada voluntario por sus esfuerzos, será más significativo para la persona en cuestión.

¿Cómo proporcionar un buen reconocimiento a tu empleado o voluntario por la labor de voluntariado que realiza?

Hay muchas maneras de poner en valor los esfuerzos de las personas voluntarias pero hoy vamos a poner el foco en las que consideramos más importantes:

  1. Celebración de “Premios especiales para Voluntarios”: puede ser en forma de reunión, de videoconferencia… de lo que se trata es de reconocer, en un evento especial, el trabajo del voluntario más activo del mes o del año, dependiendo de la periodicidad que le quieras dar. Las personas voluntarias premiadas pueden ser aquellas que hayan contribuido a la finalización de un proyecto relevante en un momento determinado o puede ser alguien que haya tenido una participación constante durante un largo periodo de tiempo.
  2. Involucrar directamente a la persona en la toma de decisiones: hacerle partícipe en la toma de decisiones en lo relativo a nuestro programa de voluntariado sería otra forma de recompensar su implicación. Una manera de hacerlo sería invitando a la persona voluntaria a plantear soluciones a retos a los que la entidad se enfrenta en lo que respecta a sus acciones de voluntariado. Suscribiendo sus opiniones e ideas fortalecemos su sentimiento de valor.
  3. Organizar encuentros de voluntarios y voluntarias: para que se conozcan, compartan su experiencia y, lo más importante, intercambien sus motivaciones e inquietudes. De esta manera se sentirán más afianzados en la organización y sentirán mayor reconocimiento por su trabajo. Puedes organizar un evento social para ellos, una comida o incluso invitarles a reunirse de manera virtual en una jornada con formaciones y actividades para ellos.
  4. Nombrar un “Consejo de Voluntarios”: poniendo en marcha un consejo de personas voluntarias seleccionando a aquellas más activas y experimentadas que se establezcan como referentes en la organización. Su función principal podrá ser la de formar y guiar a los nuevos voluntarios que se vayan incorporando al programa y solventar sus dudas en los momentos que más lo necesiten. De esta manera disfrutarán de una gran reconocimiento a través del liderazgo y además, podrás asegurarte de que las actividades se resuelven con éxito en la organización.
  5. Reforzar sus esfuerzos a través de la comunicación: compensar sus logros y su participación a través de acciones de comunicación interna en la organización. Se puede realizar por medio del lanzamiento de una newsletter nombrando los hitos de la persona voluntaria o creando una publicación en el blog corporativo o en las redes sociales mencionando la labor que ha realizado.
  6. Establecer un sistema de puntuación por su participación: implementando un sistema de puntuación en el portal de voluntariado que evalúe la participación del voluntario a título personal. De este modo, por cada actividad en la que se apunte y participe, por las fotos que comparta de la misma y los comentarios que haga en el portal, vaya sumando puntos en su perfil. Mientras más puntos obtenga más opta a conseguir las recompensas que se irán desbloqueando progresivamente. Entre los premios podemos ofrecer formaciones propias gratuitas, webinars, etc.
  7. Participación en Proyectos Europeos: si tu organización o empresa es beneficiaria de algún proyecto europeo sería ideal ofrecer a alguno de los voluntarios participar en él. De esta manera, si lo desean, podrán involucrarse de cerca en la puesta en marcha del mismo, y sentir el reconocimiento de la organización por la confianza depositada.
  8. Celebrar el “Día del Voluntario”: apunta bien la fecha porque cada 5 de diciembre se celebra el “Día Internacional de los Voluntarios”, un momento clave para conmemorar la labor de nuestros voluntarios. Podrás implementar actividades transformadoras dentro o fuera de tu organización a través de un encuentro virtual para involucrar a los voluntarios y conseguir conectarlos con su entorno y las comunidades más necesitadas.

Desde Fundación Hazloposible fomentamos el voluntariado corporativo en las empresas que quieran implantarlo. ¿Cómo? Facilitamos plataformas a las entidades para promover actividades de voluntariado con ONG.

¿Quieres que tu empresa ofrezca oportunidades de voluntariado corporativo virtual o presencial a tus empleados? Infórmate aquí  o a través de nuestras redes sociales:

 

iconoinstagram @voluntariadocorporativo

iconotwitter @VolCorporativo

@VoluntariadoCorporativoOrg